Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2009

HE VISTO A JAMES DEAN ESTA MAÑANA

Yo había aparcado el coche casi encima de la acera (el casi es eufemístico) en una calle de dirección             única y estaba contemplando como, a mi izquierda, se formaba el típico embotellamientoen el que los coches devoran el espacio existente y sus conductores segregan adrenalina a borbotones y acumulan toxinas varias. En ese momento se abrió la puerta automática de un garaje e hizo su aparición un coche que quería ser deportivo cuando sólo era un utilitario, ustedes ya me entienden, y asomó el morro, nunca mejor dicho, en dirección a una colisión directa con el primer vehículo de la larga fila que se había formado. Al volante iba una reedición actualizada del mismísimo James Dean: insultante juventud, pelo negro engominado y hacia atrás, camisa blanca de-toda-la-vida, y, fundamentalmente, una pose de estar de vuelta de todo, de que el mundo le venía pequeño, que nadie diría que acababa de salir de un garaje... El caso es que, ante el asombro de toda la concurrencia, que era m…