Entradas

Mostrando entradas de noviembre, 2010

EL NOMBRE DE ESTE BLOG

Un día vino alguien por el cole a explicar algo sobre nuevas tecnologías. Diez años después de que apareciesen, pero esta suele ser la media de tiempo que tardan las autoridades en reaccionar y luego en decidir que van a actualizar a sus empleados y después en llevar a término sus planes. Eso de echarle la culpa a las autoridades, en este caso educativas, es un clásico, o sea que funciona. Es más, empiezo a sospechar, y estoy seguro de que somos más que unos cuantos los que sospechamos, que las autoridades están ahí para recibir las culpas. Cada vez estoy más convencido, y estoy seguro de que somos más de unos cuantos los convencidos, de que los auténticos culpables no salen en el periódico, ni en la televisión, ni a pecho descubierto en los mitines. No, los auténticos culpables me da que son anónimos y tienen más dinero que todos los demás juntos y que tuvieron que inventar a las autoridades para que su dinero no parase de generar más y más dividendos.(La gente normal manejamos diner…

XUBILADOS

Ultimamente véñenme gañas de escribir cando hai anticiclón. Cando ven un anticiclón das Azores e volto á casa do traballo e vexo o ceo azul e sinto o sol agarimando os derradeiros anacos da mañá.  Cando todo iso sucede, eu empezo a ferver coas gañas de poñer algo na pantalla do ordenador que salga directamente da miña cabeza. Hoxe, por exemplo, din en poñerme a pensar, cando viña para casa aloumiñado polo sol, e vin un home que semellaba xubilado (duns anos para acá vexo xubilados a todas horas, non sei que significado pode ter iso). Ese home que semellaba xubilado tiña gafas escuras e unha boina na cabeza. E pensei: cando me xubile é a primeira cousa que farei: mercarei unha boina (xa teño as gafas escuras). E irei por aí coa miña boina e as miñas gafas escuras, con pinta de non ter dado un pau en toda a mañá, feliz coma unha perdiz.  Estaba eu gozando amplamente da miña futura vida de xubilado por persoa interposta cando debaixo do soportal da igrexa de Campolongo contemplei unha e…

ETERNA XUVENTUDE

DESESTRESANDO

Cuando las cosas se ponen crudas, me pongo enfrente del teclado del ordenador. Cuando estoy enfadado, cuando no consigo dormir, cuando llueve a cántaros, cuando mi señora tiene la regla, cuando ha desaparecido dinero de la cuenta, más de la cuenta se entiende, y no vas a saber jamás quien fue... es decir, que estoy casi siempre aquí, dale que te pego. Es una forma como otra cualquiera de descargar adrenalina, en las teclas (por el ritmo y sonoridad del tecleo, un oído entrenado podría deducir el motivo del mismo, de entre la lista de arriba). Porque me paso media vida aporreando las letritas fue que decidí crear un blog. En lugar de usar la tecla de “delete”, he montado un tinglado para mostrar al mundo (sí, he sido yo el que ha utilizado esta expresión, qué pasa) lo chulo que me pongo cuando me pongo al teclado. O sea, que por no borrar las huellas, me he apuntado al exhibicionismo. Es como el que se hace guardia civil porque de crio mangó un par de bocadillos. No sé si me entienden …