Entradas

Mostrando entradas de enero, 2011

POESÍA Y REALIDAD

Imagen
Una de las más claras muestras de padecer cierto tipo de oligofrenia larvada consiste en situarse delante del ordenador para desordenarlo todo porque tienes que escribir una entrada para un blog. Ya el hecho en sí de tener un blog que atender revela que nos hallamos en la presencia de una mente ausente, o al menos con tendencia a ausentarse de la realidad. Claro que la realidad últimamente está más bien para que uno se ausente de ella durante una buena temporada, pero nada explica que el método escogido nos lleve a tener que juntar palabras una detrás de otra hasta alcanzar una bonita manera de no decir nada. Pues de esto es de lo que se trata, a fin de cuentas, de contar un cuento que sólo es eso, un cuento. La historia de la literatura, vaya, sobre la que se ha escrito tanta literatura, mire usted qué cosas. He ahí el quid de la cuestión: en el más recóndito recoveco del bloguero literario anida el huevo deforme de un novelista. Alguno dirá ahora eso de que no le toquen los huevos, …

POÉTICA E PALABRAS

Imagen
Dixeron que seica dixo Zappa que escribir de música éche como bailar de arquitectura
Escribir de poesía entón debe ser coma asubiar dun mecano.
Por iso, e non só por falta de lectores, os libros sobre poética sonche tan escasos.
O que tiñan Lorca, Vallejo, Auden... non se pode poñer por escrito.
É máis fácil escribir na auga que explicar a un poeta.
O poeta é quen é porque é indefinible o seu segredo: o que che da non está aí escrito.
Na parte máis escura das carballeiras pódese escoitar o latexo da morte, pequeno e teimudo.
A poesía é como a crista dun galo: está alá arriba e ninguén a pode tocar.
Como se arrincan as cutículas da pel: cos dentes ou con axuda técnica, así convén depurar os versos nun poema. Se atopas unha metáfora pola rúa, envelenada, ou murcha na parada do autobús: esquécea.
Non hai explicacións, hai experiencia. Non hai penalidade, hai penitencia.
Un comando terrorista baixando unha escaleira coas armas en posición de disp…

RELAMERSE

Imagen
Yo no visualizo, veo. Tampoco contabilizo, cuento. Es que soy muy antiguo. Cuando me piden que visualice algo, cierro los ojos y trato de imaginarme algo. Cuando me piden que vea algo, los abro y presto atención. Para contar puedo hacer dos cosas: ponerme a escribir o usar los números naturales (siempre me pregunté por qué se llaman asi: los números son todos artificiales). Para contabilizar... la verdad es que no tengo ni remota idea de qué hay que hacer para contabilizar. Yo soy mucho del cuento de toda la vida. De “tú si que tienes cuento”, “ven aquí que te lo cuento”, “el cuento de nunca acabar”. Por eso cuando me preguntaron (si es que me lo preguntaron, que esto es para un blog y aquí vale todo) que si ciencias o letras, yo no dudé ni un segundo. Simplemente me eché a reir. Preguntarme a mi si ciencias o letras. Es como si le preguntas a un cojo ¿maratón o entradas para el cine?. Recuerdo que en quinto de primaria hice unos versos horrorosos, con rima y todo, sobre una rosa (tem…

FIN DE ANO OU ANINOVO?

Imagen
1
- Tamén ti, pudécheste afeitar díxenlle a Lucho - Hoxe eche unha noite coma outra calquera. O fin de ano estache sobrevalorado. As mozas saberán apreciar a un home de principios. - As mozas aprecianche aos mozos que van limpos e afeitados. - Oies, que eu limpo vou sempre... E cousas polo estilo despois de recoller a Lucho e antes de pasar a recoller a XanXan. Chamabamoslle así porque as veces engánchabase ao falar se se puña nervioso, e tiña repetido o seu nome en máis dunha ocasión diante dunha moza. Erache outro perdedor coma nós, vaia. Eu concretamente, veño dunha famiñia de perdedores, xente gris e honrada que nunca viu demasiados cartos xuntos. Estudio dereito mercantil por ver se rompo a tradición familiar, pero coa gripe camiño de neumonía que colleu o sistema capitalista, témome que acabarei facendo as maletas. Mentras, salo cos amigos a tomar birras e coñecer rapazas unha noite si e outra tamén, os fines de semana que estamos xuntos e cada fin de ano sen perdoar nin un.��…

THE HEALING GAME

Imagen
Hoxe é día de Reis. Teño posto un disco dos Cure. Un recopilatorio dos singles, a verdade é que non me gusta moito, pero o día é bastante escuro e chuvioso e pegaban os Cure. Hai un rato marcharon os Bombeiros, que estaban enfronte do edificio por culpa do desbordamento do río que pasa a carón destas rúas. Saquei unha foto dende a ventana. Vou parar para cambiar o disco. Xa está. The Feelies seguro que me axudan a cambiar o ánimo. Teño o ánimo como o día e non estou para agasallos nin para The Cure. (Os Cure non me dan curado). Levanteime pensando no día de hoxe e cómo foi que se impuxo no mundo un sistema político-económico que fixo do liberalismo e da aceleración do consumo as rodas pinchadas que hoxe son. Se a culpa xa é miña por levantarme pensando nesas cousas. Collín o meu regalo mirando a Hanna Montana no Disney Channel que é a dose de castigo por ter fillas, non ían se todo vantaxes. Non, non vou seguir por aí, podo ulir o cheiro da polémica. Non estou para polémicas, senón …

CONFIESO QUE ME HE DOPADO

Imagen
Sí, señores. Confieso que me he tomado un chupito de licor café antes de escribir. Bien se ve en mi escritura titubeante y vitamínica, en el trazo lechoso y salvaje de las letras, en el argumento festivo y original. Los que impregnamos el ciberespacio de poesía también tenemos derecho a doparnos, otra cosa es que nos cojan. Ha sido así siempre y siempre ha sido así: una cosa es hacerlo, otra, que te cojan. Normalmente el hecho sólo es repudiable en el segundo de los casos. Desde que tengo memoria. Sea mentir, robar, estafar, poner cuernos o doparse, sólo si te pillan eres culpable, además de panoli. Amigo, si mientes, robas, estafas, pones cuernos o te dopas, eres un ciudadano más, un poco inquieto, sí, un tanto “ligero”, sí, pero sólo si te pillan eres un malnacido y mil epítetos similares, además de panoli. Entonces, los mismos que secretamente te envidiaban, te señalarán con el dedo sucio por la calle, te pondrán a caer de un burro en la taberna y te harán cien trajes en cientos de …