Entradas

Mostrando entradas de abril, 2011

MIUDIÑO

Imagen
As veces, cando me vou duchar, párome un pouco e leo, escrita con nitidez no espello, a miña idade, entón entranme gañas de cantar, case sempre unha canción dos Beatles. Normalmente “Help”, pero as veces é “With a little help from my friends”. A min gústame cantar “With a little help rom my friends” na ducha. É a única canción que coñezo que ten a súa mellor interpretación rexistrada por un fulano absolutamente borracho: Joe Cocker. Nos os galegos tamén temos unha canción para as borracheiras, o miudiño. A señal de saída de todas as borracheiras galegas é cando un empeza a confesar que trae un andar miudiño e é seguido por uns cuantos, que tamén o traen, é ben posto. Ultimamente estase poñendo de moda nos concertos que se fan aquí en Galicia que sexa o público o que deleite aos artista interpretando a coro esta canción. Normalmente eles deixan de tocar e quédanse abraiados escoitando aquela morea de xente entonando un cántico de borrachos.O que pasa no rock é que con moita frecuencia o…

PELEAS

Imagen
Antes de pelearme con el mundo tuve unas cuantas peleas con críos de mi edad. Yo era muy belicoso de pequeño, más que nada porque no sabía estarme quieto y porque las broncas siempre me pillaban por el medio. Si sabes estarte quieto cuando arrecia la jarana tendrás una infancia sin cicatrices y triunfarás en política el día de mañana, o el de pasado mañana, depende del partido que elijas. Si no, las bofetadas te irán curtiendo para cuando la vida te enseñe su muestrario de sopapos. Yo los sopapos empecé a recibirlos en mi primera escuela. Estaba enfrente de un cine y el vestíbulo del mismo nos sirvió de cuadrilátero en incontables ocasiones. Dos en el medio, midiendo la distancia a golpes, y el resto alrededor, jaleando. Aquellos eran buenos tiempos. Teníamos ocho o nueve años y la calle te enseñaba tu lugar en la vida. Los mayores hacían de cicerones, a torta limpia. Pero después serías tú quien enseñase a otros más pequeños lo que valía un peine. Y así sucesivamente. Había un orden…

ONTAMIENTO

Imagen
Acabo de escoitar no programa La Opinión de radio Pontevedra a un ser vivo, varón, dicir que algo era culpa do ontamiento, e repetiuno varias veces por si fose que se me subira a cervexa de media tarde. Pero imos a ver, é que non podo dixerir tranquilamente á miña cervexa de media tarde? É que non podo prender á radio que sempre fai algo de compaña, sen que me teña que vir aquí, a perpetrar este post por culpa do “ontamiento”?. Pero vostedes escoitaron algo máis sublime ca isto? ONTAMIENTO. Díxoo varias veces. ONTAMIENTO. Humoristas de todo o planeta tardarían unha noite enteira en dar cun achado lingüístico semellante. Se eu fose o locutor, deseguido métome coa Deputación, a ver como demo a chamaba o paisano. Podería ser delito, ainda.
Hai xente que fala recollendo unhas voces que veñen de sabe Deus que lonxanos ancestros, cavernícolas e todo, que semella que teñen a sabedoría da terra mesturada coa ignorancia da aldea.
Eu imáxinome a toda a caterva de alcaldes fachendosos, políticos…

SIMILITUDES

Imagen
Llegué a casa arrastrando los pies y un aliento asqueroso de borrachera cervecera. Di con mis huesos en el sofá. Iba a poner “del salón” pero, ¿alguien pone un sofá en otro sitio?. Allí tirado acudieron a mi mente aturdida las imágenes de las últimas horas, olvidables todas ellas. Lo mismo podría decir de los últimos días o, ya puestos, de los últimos meses. En realidad, todo lo que me había ocurrido desde el 4 de febrero era como un mal sueño que yo no sabía como resistirme a protagonizar. Desde que me dejó Inma yo vengo siendo un pésimo actor de una comedia con tintes de drama o de un drama con tintes de comedia, el cual constituye mi existencia. He llegado once veces tarde al trabajo, siete en lunes, me he entrevistado con el director en un par de ocasiones y sólo el temor a ser sancionado consigue que me levante a rastras cada mañana laborable de mi absurda vida. Siempre he sido una persona responsable, el mayor de cuatro hermanos varones cuyos padres educaron estricta pero amoro…

PARVO

Imagen
Unha das palabras que máis saen a pasear por estes camiños cibernéticos que trazo con puntualidade cada semana (bueno, non digan que como primeira frase non saiu caralluda esta). Un dos adxectivos, concretamente, que máis emprego é parvo, así, en masculino. Ía poñer: así en bilingüe, coma aquel/a veciño/a do meu edificio, pero non o porei, je, je, je. Agora convén estudar este fenómeno do parvo que aparece nos meus escritos. Esta frase ten doble sentido porque así me deu a gaña que para iso son galego e teño retranca, que non son dúas trancas porque eu nunca aturei máis dunha borracheira de cada vez. Simplemente veño de decatarme que nestes escritos entrecoutados e seudohumorísticos, autocomplacentes e irónicos que boto para o Galpón, abunda a palabra en cuestión e quero preguntarme por que, dende un punto de vista máis psico-sociolóxico que léxico-semántico. Entón dou en pensar, e comunico á concurrencia, que a miña querencia por este adxectivo ven de lonxe. Da miña infancia, concret…

CALOR

Imagen
Hoy hace un calor difícil de soportar. Hoy es un día de esos en que los niños están espesos en las aulas y en los parques los jóvenes se sientan unos encima de los otros, a horcajadas. Es por culpa del viento de Áfica que sopla en el estrecho, me ha informado en el ascensor un vecino militar. Lo del calor, lo de los jóvenes en los parques es por culpa de las hormonas. Con esto se ha incrementado considerablemente mi estima por el ejército. Cuánto sabe esta gente, lo que me he perdido al no hacer la mili. Esto parece dicho con sorna porque está dicho con sorna. Pero yo respeto al ejército: respeto a la banda de la Escuela Naval Militar, que viene a tocar cada año al colegio, y respeto a la cabra de la legión. Pero en un día como hoy no me gustaría ser militar, o si lo fuera, me gustaría tener el día libre, como mi vecino, que venía de pasear el perro, hecho un campeón. Los dos, o sea, dos campeones. A pesar del sofocante calor producido por el aire africano, yo me debo a mis lectores y…

SERGAS

Imagen
Levaba alí dúas horas esperando e empecei a subirme polas paredes. E menos mal que se trataba da miña nai, que eu por miña nai fago o Spiderman e o que faga falta, pero os nervios roíanme por dentro. Por fóra daba paseos coma unha fera nun corredor da antesala da sala de reanimación dun hospital do sergas. Observaba á xente, un costume coma outro calquera que eu xa convertín en vicio. A xente tamén me observaba a min, que bulía sen descanso dun curruncho ao outro, dunha saliña de estar á outra. Eu preguntábame cómo eran eles quen de estares tan quedos, encollidos nunha silla, apoiados na parede coma boxeadores sonados. Eu bulía polo ring amosando o meu coñecido xogo de pernas, arriba e abaixo, arriba e abaixo, pero o que verdadeiramente anceiaba era lanzarlle un uppercut á celadora cando saía á porta, coma se fose un oráculo en traxe de faena da seguridade social, e non decía o nome da miña nai despis de “los familiares de...”. Por qué no sergas rotulan en galego pero falan sempre …

COSITAS

Imagen
Está comprobado por varias universidades importantes, es decir, extranjeras, que la lluvia induce a la melancolía y aumenta los recursos hidrológicos. Para esto último no hacía falta más que estudios primarios, o simplemente saber leer y tener un diccionario a mano. En cuanto a lo de la melancolía, a estas alturas de la película (que vienen siendo ente el final del nudo y el principio del desenlace, por lo menos en mi caso, y eso que me cuido que no veas) que no nos vengan a nosotros a hablar de melancolía. Que nos hablen de depresión en sus vertientes endógena o exógena, pero que se dejen de caralladas poéticas. Para caralladas poéticas ya tenemos a nuestro políticos, malabaristas del lenguaje y destripadores de conceptos. Y para gestos poéticos el del jefe supremo iraní al pedirle a los vecinos que escuchen lo que el pueblo les pide a bocizanos. Con un par. Eso es poesía, una auténtica performance que la peña no ha sabido captar en toda su hondura artística. La peña andamos repitien…

PROFESOR TIC

Imagen
Dentro do que se poden considerar as maiores estafas do sistema educativo do noso país, THE GREAT BIG EDUCATIONAL SWINDLE, están as miñas clases como profesor TIC. Dentro das miñas non sei se dicir atribucións, funcións ou anormalidades, coma profesor TIC que son, está o suceso sen precedentes de que lle imparta clase aos meus compañeiros de centro. Iso de impartir éche caralludo. Que che pregunte alguén a qué te adicas e digas: “eu imparto, ¿e ti?”, (espera que non responda “eu reparto”, se traballa nunha panadería, eu qué sei...). Impartirlle clase aos compañeiros está moi ben, se non fose que, para comezar, eu xa me encargo todas as semanas de tirar por terra calquera credibilidade que puidera ter diante deles, de diversas pero sempre estúpidas maneiras. Verbigratia: entrando sempre na clase que non me toca á hora que non me corresponde para ser recibido polas risas dos rapaces, o sorriso forzado do compañeiro/a e as miñas desculpas avergoñadas. Ata a próxima ocasión que fago o m…