Entradas

Mostrando entradas de agosto, 2012

EPATANTE

Imagen
Cando non sei que facer, collo un libro e métome no cuarto de baño. Vivo só e teño todo o piso para min, por iso ten certo mérito que me peche no baño a ler un libro cando non sei que facer. Supoño que mérito non é o termo máis axeitado, pero non se me ocorre outro. O caso é que son moito de ler no baño porque case nunca sei que facer. Traballo poñendo copas nun pub pero teño moito tempo libre pois abrimos de 19:00 a 12:30, porque o pub é meu e porque teño un empregado. Vaia, o bar en realidade é do meu pai, que está xubilado e vive en Ares ou que está en Ares e vive xubilado, non sei.  Eu emprego o cuarto de baño para catro cousas principais: asearme, obrar (xa me entenden), ler e controlar a caída do meu pelo. Aos meus vinte e sete anos estou loitando a brazo partido cunha alopecia prematura dende hai tres meses. Por unha banda está o minoxidil, que boto todos os días e festas de gardar, por outra os peliños que quedan na almofada, tristeiros cadáveres que retiro con pena. Cada mañ…

MALES DE LA TELEVISIÓN

Imagen
Hay una cadena en mi televisor en la que siempre sale gente llorando. No sé el nombre de la cadena y menos aún el del programa porque me da pena y cambio en seguida. Me da pena que exista gente que se gane la vida así: sacando a otra gente en la tele para que lloren y los espectadores se queden a ver qué les ha pasado. Todos los días, a todas horas. He llegado a pensar que tengo un poltersgeist en el televisor, porque cada vez que hago zapping doy con un canal en el que llora la gente. Supongo que es siempre el mismo, aunque pudiese ser que cada canal tuviese su programa de llanto y que estuviese viendo diversos canales en los que hay distintos programas de llanto. Hasta puede que la gente que llora sea siempre la misma y los vayan rotando por todas las cadenas. Una espercie de plañideros sin fronteras, televisivamente hablando. No me puedo imaginar que pueda haber gente (que la habrá, seguro, pero es que no me lo puedo imaginar) que grabe estos programas y luego vea a estas persona…

COSITAS

Imagen
Os españois temos fama en todo o mundo. Mala, xeralmente, pero iso é herba doutra vaca. Os galegos tamén temos sona: hai sitios onde chaman así aos españois. Todos os pobos son percebidos segundo uns estereotipos cuxas orixes durmen en caixas fortes gardadas en sotos agochados de fortificacións e/ou chamizos que existen en lugares coma Tucson, Arizona. Por culpa de dous irmáns cineastas agora todo quisque pensa no vocablo baby cando sae a pasear o nome de Arizona. Son cositas. Esto último é algo que sempre digo nestes casos, non por culpa dun cineasta, senón dun cómico galego.

Unha nespereira non é unha árbore que hai en Redondela, a ver se non centramos. É unha fábrica de nésperas que podes tomar nas véspera dalgunha festa, se eres dos que lle van as esdrúxulas. A min vanme máis as loiras, dicía un que tiña unha perruquería. En Galicia dicir rubia e pensar en cornos e todo un, e mesturamos gando e infidelidades coma se tal cousa.


Onde vai parar non é algo que se diga moito nos alpen…

TARADOS SIN FRONTERAS

Imagen
Como todos los tarados, uno tiene sus manías. Las manías son a las taras de uno como las espinillas a los adolescentes, sólo que en estos el problema es pasajero. La adolescencia es un tema favorito de los tarados en cualquier campo en el que se manifiesten, porque es una época en la que conviven con un alien que se te ha metido dentro y que maneja tu vivir y, sobre todo, tu sinvivir. Ya se sabe que los tarados y los alienígenas son distinguibles solo por la presencia o ausencia de antenas y/o el color de la piel. Todo el mundo tiene sus taras, que acepta como si fuesen recién agregados a su facebook, porque son como miembros de un facebook emocional para patologías y excrecencias de la psique. Sí que suena raro, pero es la verdad. Aunque también podíamos compararlas con las aplicaciones del móbil, que de vez en cuando se te actualizan, tal como sucede a nuestras queridas taras con el paso del tiempo. Ah, el tiempo, que pasa sin permiso porque no hay quien le ponga aduana, por mucho …

IL CUORE

Imagen

SE VA EL CAIMÁN, SE VA EL CAIMÁN...

Imagen
Cierto día un hombre cualquiera se hizo eco de una noticia y casi cae por el barranco. ¿Qué hacía en aquel lugar?. Eco, claro. Y de paso buscar un caimán porque no sabía por dónde caía Colombia. Por eso casi se cae él. Además él era un hombre de casis: casi era guapo, casi había tenido éxito como productor cinematográfico y casi nada. Porque tenía cuarenta y cuatro y estaba sin pareja y en el paro: por eso frecuentaba los barrancos para hacerse eco de las noticias con las que se intoxicaba hasta el paroxismo. Luego cogía un tranvía y se iba a las afueras y en cuanto hallaba un barranco vacante se dedicaba a vomitar el boletín informativo. A veces solo se acordaba de dos tres noticias, pero la enunciaba a grito pelado como si en ello le fuese la salud, que era lo único valioso que tenía. Después recordaba una antigua canción y buscaba caimanes porque también era un poco lelo y tal. Por culpa de esto penúltimo, cierto invierno, tras fracasar un negocio de exportación de pulgas, somnífe…

EX PRESIDENTE

Imagen
Veño de remexer na lata onde teño as chaves das portas todas do edificio. Fun presidente da comunidade do meu edificio durante un ano, ata aí chega a insensatez e/ou a preguiza no xénero humano. Non terei que volver a madrugar nun festivo local porque no sitio onde encargamos o gasóleo non tiñan festa. Non terei que volver a escoitar que a calefacción está moi alta e tres minutos despois escoitar que fai moito frío. Nin redactarei máis carteis para recordarlle á xentiña que a porta do garaxe é para os coches, que éche un vicio coma outro calquera: meter nos garaxes os vehículos, as persoas entran polo portal, podendo ser. E qué dicir do artefacto que controla o rego do edificio e o seu manual de manexo escrito en sánscrito. Momentos para recordar agora, antes de darlle as chaves ao presidente entrante, un que se quixo negar apelando a que xa o foi hai uns aniños. Nesta vida vimos a sufrir, meu amiguiño. E varias veces. A min, cando me toque doutra volta, caeranme lagrimóns coma pebi…

VERANITO

Imagen
Con ese título, parece que uno lo va a infravalorar (es lo que tienen los diminutivos) pero la intención es exactamente la contraria. Se trata de trazar aquí un elogio encendido, vibrante, de la canícula y de su contexto sociocultural. Empecemos por el principio, como manda el sentido común. En el principio fue el Verbo, luego vino el mordisco a la manzana (o lo que fuese) después el castigo y con este la obligación de ganarnos el pan con el sudor de nuestra frente. De modo que las bendiciones del veranito proceden de las maldiciones del Génesis: tener que pasarte el resto del año doblando la cerviz. Ya en vacaciones uno decide cómo o para qué va a doblar la cerviz, si es el caso. O si, simplemente, se dedica a dejarla descansar cuantas más horas mejor. Adviértase que uno, por deformación profesional, asocia veranito y vacaciones. Un delicioso tandem que se convierte en moto de 500 cc si encima hace buen tiempo. Verano, vacaciones, sol y playa: he ahí lo más cercano al paraíso que a …

SANDINO IN CATANIA

Imagen
Topeime a Sandino un verán en Catania, eu estaba de vacacións e ninguén sabía que facía el aínda alí. Pasara o curso coma axudante de idiomas, despois de terse trabucado na petición de destinos. En troques de renunciar, dixo: veña! e, sen papa de italiano, fíxose un nome naquela fermosa cidade. Agora quérovos contar como o fixo. Chámase Salustiano en realidade, pero pasou unha época no insti dando a paliza coa contra nicaragüense, da que todo o mundo se esquecera xa. Sempre foi así, como veredes.  Cando aterrou en Fontanarossa era unha especie de espicho de nariz afiada cunha gorra dos Yankees. Presentouse no colexio, topou unha pensión, desfixo a maleta e dedicou dous segundos a pensar qué carallo estaba a facer en Sicilia.  Polas mañás facía o posible por entenderse cos compañeiros de traballo e cos rapaces, ría por todo, caíalle ben a todo o mundo (a gran vantaxe de seres torpe e inofensivo). Polas tardes, despois de facer a sesta, tocaba un pouco a guitarra, paseaba pola cidade c…