Entradas

Mostrando entradas de abril, 2013

ATAQUE DE SENTIDO COMÚN

Imagen
Inventé la pistola threams el sábado 29 de junio a siete cuarenta y cuatro de la mañana. Lo sé con exactitud y así lo manifiesto porque llevaba en la muñeca un casio quartz de doble núcleo y, sobre todo, porque le eché un vistazo nada más ocurrírseme la idea. Pronto pasaré a la historia, sino lo he hecho ya, que acabo de subir la noticia a facebook y me voy a meter en twitter sólo para extender la noticia y la admiración hacia mi persona. La pistola threams es un objeto todavía tridimensional pero que permitirá a sus usuarios acabar con la estupidez propia o ajena. Para lo primero bastará con apuntar a la sien propia. Hacia las ajenas, si queremos hacer lo mismo con otros. Tiene que ser exactamente en la sien el disparo, aunque mejor diremos el threray. Voy a utilizar una nomenclatura anglosajona siguiendo los consejos de mi profesor de Diseño Publicitario de la uni, igual que estoy escribiendo esto en castellano para que su difusión sea la más extensa posible en el territorio nacion…

ARTISTAS E ARTISTADAS

Imagen
Birlibirloque era alguén que tiña un arte do demo. Xa sei que esta expresión ten pouco de científica, pero quen dixó que íamos falar de ciencia?. Non señor, imos falar de arte, por eso cómpre citar a alguén tan coñecido polo seu idem. Feito isto o seguinte paso será determinar qué é ou non é o arte. Comezaremos por esto último: arte non é case todo o que parece que o é. Cando algo parece en grado sumo que é arte, desconfiemos: existen unha inxente cantidade de probabilidades estatísticas de que acabe sendo calquera outra cousa menos arte: un conxunto de ferros un por riba dos outros, unha morea de cores que non hai quen a entenda, un anaco de pedra con forma e apariencica de anaco de pedra, unha liña curva que remata nun punto nun lenzo en blanco. Hai que din que só o feito de dicir que algo é arte xa o convirte en artístico. Tamén cando eramos cativos chamabamoslles aos actores protagonistas “os artistas”. E se vostede non o fixo, mire, que nenez máis triste. Despois están as artist…

FULGENCIO EL MÁRTIR (III y final)

Imagen
Pablo Míguez de Toronja era un mentecato sin escrúpulos, un arribista, hedonista y oportunista a tiempo completo. Siempre lo había sabido y así, recién alcanzada la mayoría de edad, corrió a afiliarse en un partido político con gancho electoral, del cual cobraba actualmente un sueldo como secretario local y otro como concejal de juventud y tiempo libre. De hecho tropezó con su antiguo amigo porque estaba pensando en cuánto le iba a pedir a Hierros Benito por darle el montaje del escenario del cercano Festival Joven de Música Renacentista con Oboes y Bandurrias (el nombre fue invento suyo). Se abrazaron discretamente y Pablo Míguez de Toronja insistió en que tenían que celebrar la ocasión con una copa. Sentados en la terraza de Pitiminí & Humos, Pablo encendió un habano y se guardó el que su compañero rechazaba. Le habló con entusiamo de su trabajo en la concejalía, de su trabajo en la secretaría, de su nuevo coche, de un piso en el centro, de varias mujeres revoloteando a su al…

FULGENCIO EL MÁRTIR (II)

Imagen
Como en una hora tenía cita con el neurólogo se cambió los calzoncillos, vaya usted a saber por qué extraña asociación mental, y se puso otra camisa tras derramar por el torso abundantes dosis de desodorante que utilizaba habitualmente como sustituto de la colonia y/o perfume debido a su inferior precio. Su neurólogo, al que tenía atacado de los nervios por la persistente manía de asaltarlo con preguntas sobre psicología y de solicitarle que le firmase recetas de ansiolíticos, era un hombre a punto de jubilarse, menudo y ojeroso, que no había observado jamás indicio alguno de trastorno o afección neurológica en su desquiciado paciente. Evidentemente, estaba como una cabra, pero sus educadas insinuaciones no había surtido efecto alguno en los ocho años que llevaba atendiéndole. Acudía a él alegando dolores de cabeza, sueños recurrentes, flato y meteorismo. Por más que le dijese que sólo podía tratarle de los primeros síntomas, continuamente le manifestaba la lista completa de pade…

FULGENCIO EL MÁRTIR (I)

Imagen
Llegaste a mi como una ola, escribió, y luego se acercó a la ventana mordiéndose el labio inferior. Habría jurado que aquellas palabras las había oído antes, pensó que tendría que dejar de leer poesía clásica. Luego se dio cuenta de que no leía nada de eso, ni poesía ni clásicos y no cesó de preguntarse de qué le sonaba aquel verso. Bueno, sí que cesó cuando vio por la ventana a la destinataria de los versos en compañía de un mozo alto rubio y desconocido. Desconocido para él, pero bien conocido para ella, que le pasaba el brazo por la espalda tocándole el culo con disimulo. Cada vez con menos. A punto de quedarse sin labio inferior, dudó entre abrir la ventana y empezar a soltar improperios e imprecaciones, o solo improperios. Estaba en eso cuando un pensamiento se abrió pasó entre la furia que le impedía acceder al ello, o al ego, cualquiera está seguro a estas alturas. Pero al fin, cual buceador de apnea en gesta memorable, brotó en su mente: habían cortado antesdeayer, por teléfo…

ESCRITORES

Imagen

PLATAFORMA

Imagen
Concienciado por la actual situación socio-económica, estoy pensando en hacer una plataforma. La haría con palés de segunda mano y una chapa de aglomerado encima. Un look entre vintage y casual, pero cool en todo caso. Un cool rural y eso, pero vaya. Luego ya veríamos qué se podría hacer con ella. Quizá pudiese servir de patíbulo, por ejemplo. Si se volviese a instaurar la pena de muerte, que digo que yo que en algún momento debió estar en vigor, no íbamos a dar abasto a ejecuciones. Es más: no íbamos a dar abasto seleccionando verdugos entre los voluntarios. Saldrían gratis, los verdugos; creo que hasta habría quien pagaría, dependiendo de la identidad del reo. Si alguno se está revolviendo ya en el asiento pensando ya está este con sus disparates, que reflexione primero, algo a lo que reconozco que este texto no invita demasiado. Vamos a ver: ¿cuántas plataformas no se han formado en este país en los últimos y desgraciados tiempos? ¿cuántas de ellas tienen un propósito definido,…

MORCEGO E LUZ

Imagen
Eran as catro da mañá da madrugada dun vernes e Francisco Berza “Morcego” aínda non chegara a casa. Saíra a eso das dez para cear cuns seus amigos cos que xogaba unha pachanga os domingos pola mañá que tiña que pagar o equipo perdedor unha vez ao mes. A súa dona, Emilia Santos, estaba informada xa da presenza nos respectivos fogares dos compañeiros de Morcego, algún deles algo doentes por culpa da inxesta de alcol e da intolerancia das súas donas. A Francisco Berza puxéronlle Morcego pola súa especial querencia pola vida nocturna, á que puxo fin diante do altar da capela da Lanzada cando lle dixo “sí, quero” a Emilia. Nunca máis, ata aquela noite, viúselle ao Morcego facendo valer o seu alcume por bares, pubs ou whisquerias. Por eso a Emilia tiña un mosqueo regulamentario que conforme pasaba o tempo mudaba nunhas gañas tremendas de botarse a chorar. Non quería chamar á policía porque alí traballaba o maior inimigo de Francisco: o pai de Emilia, Herminio Santos, o inspector xefe de ma…

MUNDO INTERIOR

Imagen

MISTERIO

Imagen
La verdad palpita dentro de cada uno de nosotros o tal vez debo    decir que titila, o que resuena. Requiere su tiempo averiguar quien es uno, pero quien alcanza esa certeza se ha transformado en emperador. Las cosas requieren su tiempo, la sutileza tienen que ser un faro, la perseverancia un pequeño destornillador. Cuando se llega a alguna parte, inevitablemente aparece la soledad ofreciéndote una taza. Bébela y reflexiona. Hay que perseguir el ruido cuando todo está en calma, hay que buscar la calma cuando alrededor hay ruido. El proceso creativo es una forma banal de denominar a la angustia. Cuando uno se siente completo no produce, no recuerda, no palpita, solamente se deja llevar por esos instantes sin dolor. El dolor es imprescindible para descubrir el espíritu. El espíritu no es imprescindible para vivir, pero si para existir. Las dunas de una playa, cuando recogen tu cuerpo bañado por el sol, lo saben bien. Lo sabe bien el primer chapuzón de cada verano, la lluvia al salir de…

DIFERENTES TIPOS DE POEMAS E OLÉ

Imagen
Algún día alguén coa preparación axeitada terá que facer unha clasificación dos distintos tipos de poemas que se poden atopar polo mundo adiante (e as veces sen saír da casa). Pois ben, estou en condicións de afirmar que ese día acaba de chegar e que esa persoa son eu. O da preparación imos a deixalo para outra: para qué perder o tempo en discusións? Efectivamente, e isto xa o sabían os que teñen por costume fixarse nos títulos dos textos que len, a continuación, diante dos seus ollos, vai ser perpetrada, nun foro tan democrático coma barato, unha entrada sobre a poesía do día a día. Vou ler de novo isto por se batín o record de comas nun só parágrafo... Non, sígueo tendo Cela en Mazurca para dos muertos. Era un esaxerado en todo. Aí o vai: Poemas pre- púberes, púberes es post-púberes (ou adolescentes) Comezamos por estes porque son un tipo de poemas que o 99'07 % da poboación confesa ter escrito algunha vez. O 0'93 % restante manifesta non ter pasado por esa etapa evolutiva o…

INDUMENTARIA MASCULINA

Imagen
Ha llegado la hora. Algún día tenía que ser. El momento de abordar sesudamente el abisal y complicadísimo mundo de la vestimenta masculina, que es la que uno mejor puede analizar, por haber padecido sufrimientos inolvidables a causa de ignorarlo casi todo sobre la misma. Estamos hablando en términos de elegancia, clase, distinción y otros igual de esotéricos. En primer lugar está la dicotomía vaqueros-otros pantalones. En otros pantalones entra cualquier prenda que se vista por los pies y fije en la cintura que no sean los pantalones vaqueros. Es un lugar común entre la población masculina que ir con vaqueros es para diario y con otro tipo de pantalón para las ocasiones. O al menos lo era cuando uno era adoctrinado en cuestiones de etiqueta mediante collejas verbales, reproches y amenazas. Antes de llegar a ese punto de sabiduría un servidor atravesó una fase, púber y revoltosa, en la que la dicotomía era vaqueros-pantalones de pinzas. Cuando había que ir bien vestido, cualquiera que…