Entradas

Mostrando entradas de septiembre, 2014

ACCIDENTS WILL HAPPEN

Imagen
Se bebió de un trago casi medio refresco de cola. Era tan educado que se fue al baño, impelido por unas tremendar ganas de eructar. Abrió la puerta y lanzó un bramido gaseoso sin ni siquiera encender la luz. Creyó oir un ruido extraño y accionó el interruptor. Sentado en la taza del retrete, los pantalones bajados, estaba un hombre de unos setenta años, boqueando y llevándose la mano al pecho. Comprendió enseguida y gracias a su celeridad en dar la voz de alarma la cosa quedó sólo en infarto leve de miocardio. Pero no fue lo único que le pasó aquella mañana. Mientras cogía para alcanzar el autobús que lo depositase a pocos metros de la casa de sus tíos, donde estaba invitado a comer, se llevó por delante a su profesor de Cálculo. Su profesor de Cálculo sólo visitaba la ciudad un sábado cada dos o tres meses, por eso cuando vio que el rostro del atolondrado que lo había atropellado correspondía a un alumno no especialmente destacado, masculló un par de frases poco halagüeñas. Además s…

UNHA ALERXIA DE POR VIDA

Imagen
Alérxico desde o berce, pasou a infancia esbirrando a todas horas, rañándose a pel, mudando de humor, durmindo pouco, comendo aínda menos, chorando unha auga morna e pezoñenta e desconfiando dos que se dicían médicos especialistas. A puberdade foi un territorio para a épica: encirrado na certeza de que era diferente, contemplou os cambios que tiñan lugar dentro e fóra de si e dos seus pares cunha fría desconsideración. Engaiolaba ás rapazas cunhas pestanas longas como patas de arácnido e aquela pose de estar de volta de todo, só que no seu caso era pura realidade. Esbirraba como un tolo, coma un sincrético membro dunha secta que amosaba ás claras a súa singularidade, enfermo de si mesmo, seguro de que o seu camiño estaba sinalado por un designio superior. O día que cumpría dezaoito, xuntado todo o seu mundo na eira da casa da aldea, despois de soprar as candeas, alzou unha copa de cava e despois de bebela dun trago, foi sacudido de pes a cabeza por un esbirro tal que parecía chegado …

PROFES (5 y final)

Imagen
Se sentó, serio y circunspecto y cruzó las manos mirando de hito en hito a todos y cada uno de los presentes. Todos los oídos estaban pendientes de sus palabras. Abrió la boca y la tensión se habría podido cortar para untarla en una tostada. Dijo: “Buenas tardes”. José Régulo echaba espuma por los ojos, cuando el común de los mortales lo hace por la boca. De esta salían palabras suaves pero contundentes, con un deje de chulería de quién sabe cómo se maneja una sartén cuando se la agarra por el mango. Trató a los profesionales allí presente de “pandilla de botarates” pero lo hizo sin saña, como si estuviese describiendo el engranaje de una tiza. Reservó para el director el trato de “botarate mayor”, y lo responsabilizó de haber convertido un incidente menor en una guerra civil. Salpicaba las frases con silencios que empleaba para escrutar el rostro de sus subordinados, quienes inmediatamente cobraban un interés súbito en los desconchados de techo y paredes. Hacia el final de su no muy…

PROFES (4)

Imagen
La única profesora que se mantuvo ajena a la razzia de De los Ríos fue Zacher, que siguió impartiendo clase como si nada hubiese ocurrido y no hizo ni una sola mención al incidente del chicle. El resto de los subordinados de Tomás de los Ríos hacían todo lo posible por convencer a los alumnos de que lo más sensato era confesar. Y lo era, porque conforme pasaban los días la tensión se iba acumulando en el centro escolar y De los Ríos cerraba la puertas con más violencia, levantaba más la voz y se mesaba más el bigote. La situación llegó más allá de lo sostenible: la madre de José Juan Alcalde, que formaba parte del Consejo Escolar y era secretaria de la ANPA, reportó que su criatura (gafas de pasta, muy buenas notas, ni pajolera de fútbol) llevaba una semana sin conciliar bien el sueño por culpa del asunto del chicle. Otras madres la secundaron, alzando la voz en conciliábulos celebrados en las cercanías del centro, los supermercados del barrio y los parques de la zona. Finalmente un…

PROFES (3)

Imagen
A Cifuentes, el de Música, le denegó un permiso para viajar un viernes sólo porque había llegado a sus oídos que le criticaba abiertamente. Bien sabía Tomás que tenían que criticarle, y hasta lo deseaba como una extraña especie de pleitesía, pero no consentía que se hiciese abiertamente. Por el contrario, las críticas veladas, las indirectas de viva voz o por escrito, le causaban un regocijo que podría considarse patológico, si no fuese que todo en él era patológico. Cuando se empeñó en que los chavales llevasen uniforme, no cejó hasta convencer a los padres y obtener la autorización de la delegación. Sólo los repetidores del último curso, mayores de edad, podrían negarse a llevarlo, aunque nadie había osado enemistarse con el director por un quítame allá esa camisa o esa falda. Ni que decir tiene que Patrañas se puso a estudias nombres y fechas como un descosido cuando llegó a oídos de Tomás que había contestado a un alumno preguntón (y malandrín) que Juana de Arco había nacido…

PROFES (2)

Imagen
El elemento más perturbador de todo el claustro del instituto era su director, Tomás de los Ríos Yubero. No tenía mote conocido porque nadie jamás había osado plantearse siquiera la posibilidad de ponerle un mote. Tomás era un tipo de mediana edad, complexión atlética, bigote a lo mark spitz (de hecho se lo dejó a raíz de las hazañas del nadador en Munich ….) y una mala leche proverbial. Tildar de proverbial la mala uva de este hombre es la única concesión que vamos a hacer en el resumen de casos y cosas que mencionaremos para que vean de quien estamos hablando. Su primer gran pecado es que no fue elegido por el claustro de profesores, y hablamos de la época en que aún no exístia el consejo escolar. Lo nombró a dedo el delegado provincial y se quedó con el cargo por el procedimiento de aterrorizar a cualquiera que soñase con arrebatárselo. Recién ingresado en el cuerpo, se cuenta que ordenó salir de su clase a un inspector que entró en el aula sin llamar a la puerta. Este se qu…

PROFES (1)

Imagen
Patrañas no era el más odiado en aquel claustro, ni mucho menos. Santiago Míguez Patrañas era profesor de Historia y tenía fama de inventarse datos y nombres, y hasta hechos, cuando la memoria le flaqueaba, y la memoria le flaqueaba bastante a menudo porque era un consumidor compulsivo de cannabis. La de inglés, Margarita Retuerto, Zacher, como le decía los alumnos, también fumaba porros, pero sólo los fines de semana o cuando recibía amigos en casa. Era regordeta y de trato agradable, pero cuando se enfadaba sacaba una espantosa voz de pito. Bueno, era la suya de todos los días, pero cuando se enfadaba subía un par de octavas. Se le ponían unos colorotes que daban risa, y ella todavía se enfadaba más. La mayor parte de los castigos en el recreo de 3º y 4º habían sido provocados por los coloretes de la señorita Retuerto. Luego estaba Gustavo, Aníbal Lecter para sus alumnos, profesor de Matemáticas. Un tipo serio, con gafas de pasta, ni alto ni bajo, ni gordo ni flaco, con una indes…

ANSIA DE FANECAS

Imagen
Non estamos a falar do peixe faneca que atopamos no prato, abondoso en espiñas pero saboroso de gusto. Ese peixe de carne branca que tan ben senta cunhas pataquiñas e un chisco de aceite. Non. Falamos da faneca cabrona que nos espera á beira do mar. Falamos do trisopterus lucus da familia Gadidae e que, dende os seus 10 a 15 cm. de lonxitude, agochado baixo a area, está agardando a que lle poñamos un pe enriba para nos inxectar un veleno que nos traerá a Orion, Aldebarán e Adrómena diante dos olliños. Se lle botamos amoníaco (quen é o que marcha para a praia sen levar o bote do amoníaco, por favor?) ou un pouco de ouriños (disto mellor non digo nada) sentiremos un tanto de alivio. Un dato, evidente pero dato: a faneca do prato tamén se chama trisopterus lucus. Cadaquén que tire as súas conclusións. Pero seguimos coa faneca cabrona, que alguén dirá que non ten culpa de que a pisemos, pero se non a ves xa me dirás como a evitas. Aquí pode intervir o gremio de fabricantes de fanequeras,…

MILEY, MILEY

Imagen
Acabo de ver una foto de Miley Cyrus orinando en cuclillas. Yo no quería, sólo estaba leyendo un periódico on line. Es decir: acabo de ser asaltado por una imagen que me perseguirá durante el resto de mis días y no he podido hacer nada para defenderme.
No descarto, de seguir esto así, terminar condenado por apología de la violencia machista. Aunque lo justo es que condenaran a Miley Cyrus por apología del terrorismo. Corrijo: por terrorismo visual.
Es impresionante la cantidad de barbaridades que se puede llegar uno a echarse al coleto en un ratito de internet. Algunas son al menos divertidas y te hacen sonreir en plan troglodita retardado comiendo regaliz, pero no pasa de ahí la cosa. Otras son titulares que no se le ocurriría redactar a un tripitidor de segundo de primaria en uno de sus días malos. Y otros son imágenes que revuelven el estómago y que deberían pasar algún tipo de filtro comenzando por el del buen gusto.
He pensado en ponerme gafas de sol para navegar por la red, pero …

CORREO DE LA TIENDA DE DISCOS

Imagen
Estimado cliente: Con respecto a su pedido de Ref. 45673421 realizado por medio de nuestra tienda a MarketAndorra SL lamentamos tener que comunicarle lo siguiente: Según nos ha informado la comisaría de policía de Orense, ayer por la tarde se procedió a la detención de un sujeto que responde a las iniciales A.R.V. el cual se hallaba en posesión de abundante material audiovisual, al parecer sustraído de un camión del servicio postal. Desgraciadamente entre los elementos incautados al idem se hallaban los artículos por usted solicitados: los vinilos Sabbath bloody Sabbath de Black Sabbath, In trance de Scorpions y Canta con Enrique y Ana de Enrique y Ana. Este último album presentaba huellas de mordiscos en varias partes, mientras que de los restantes solamente se hallaron las carpetas. Usted seguramente abrigue la esperanza de que le sea abonado el importe que abonó mediante tarjeta. Su esperanza se constipará, desgraciadamente. Y pasamos a explicarle: Debido a que el precio del vinilo de…

DE ESPELLOS E ESPELLISMOS

Imagen
As veces estou tan lonxe que non me atopo, nin sequera nun espello. Agora imos falar diso, imos falar dos espellos, pero en sentido figurado. Mellor:en sentido desfigurado. Imos falar de espellos de dunha tal Alicia que adoitaba atravesalos con moita sorte. O caso é que tanto verán sempre axuda co tema dos espellos e, sobre todo, dos espellismos. Para os espellismos non hai coma o verán: esa estrada longa e solitaria, o ar quente, un camión que ven ao lonxe e que só é unha cousa turbia e con rodas que semella estar a centos de planetas de distancia. E de súpeto aparece un chinés vestido de chinés que atravesa a estrada, con un radio casete xigantesco ao lombo!. No aparello está a soar La vie en rose pero a cada paso que da o chinés correndo escoitase máis raro, como ralentizada, como se as pilas se esgotasen. Cando chega ao outro lado a canción xa non se escoita e o chinés desaparece da túa vista. Inmediatamente despois, un camión de Repsol pasa ao teu carón e condutor toca a bucina.…

UN INCIDENTE DESAGRADABLE

Imagen
Fue extraño y desagradable. Cuando retiró la mano tras ahogar un grito, tenía las marcas del tenedor en la epidermis. Había más sorpresa que dolor en su esfera psíquica y sólo acertó a agarrarse el miembro lastimado con la otra mano, mientras en voz alta solicitaba una explicación.
Sólo quería alcanzar una patata especialmente torneada que había en la bandeja. Le sucedía a veces: se encaprichaba de una pieza culinaria en especial y sucumbía al impulso de arrebatarla con un certero golpe de tenedor, en lugar de servírsela observando el debido protocolo. Inmediatamente pidió disculpas por su torpeza, y tuvo que reiterarlas cuando la víctima de su impulsividad manifestó su desconcierto.
El escozor brotó al mismo tiempo que las azoradas lamentaciones del agresor, quien pretextó una vieja torpeza para hacer comprensible aquella estúpida acción. Un segundo vistazo a aquella rojez que ahora ocasionaba un vivo picor le trajo a la mente la alternativa de tomar todo aquello como una ofensa int…