Entradas

Mostrando entradas de enero, 2016

AMANTE BANDIDO

Imagen
"Joaquín "el Chapo" Guzmán era un narco que traficaba por encima de sus posibilidades. En realidad, todo lo hacía por encima de sus posibilidades, incluido fugarse de un penal de máxima seguridad y enamorarse de una bella actriz de culebrones(...)”
Artículo en Diario de Pontevedra

EXISTENCIA DIGITAL (II)

Imagen
CONTINUACIÓN TERRORÍFICA Parte 2
Ya es sábado por la mañana tras una noche desapacible que han dado como fruto unos ojos hinchado, una espalda macerada y el ánimo por los suelos. Tras renunciar a algún tipo de plan para afrontar la “crisis Vitello”, decidido a seguir con su vida, se sienta ante el ordernador tras desayunar. Despacha asuntos del blog, programa una entrada, contesta correos y, a última hora, se hace una foto con la cámara del propio aparato para subirla a Facebook. Un primer plano de su rostro con la lengua fuera. Curiosamente, esa iniciativa tiene la virtud de descargarle ansiedad. Más relajado, se viste para visitar a S.S.S. (Sandra Sáez de Sototomayor), una vieja amiga tetrapléjica muy generosa cuando sus proyectos necesitan alguna subveción, es decir, casi siempre.
En la puerta del apartamento halla, en lugar de la alfombra, un “G” y una “V” de gran tamaño pintadas en rojo. Mide la superficie para comprarse otro felpudo y se va.
INTERLUDIO GALANTE
SSS le sonríe con g…

EXISTENCIA DIGITAL (I)

Imagen
INTRODUCCIÓN ANODINA
Dicen que es buen tipo los que lo siguen en twitter. Quienes lo conocen de verdad, discrepan. Los seguidores de su exitoso blog, “Señores y señoras”, piensan que es como todo el mundo: cuando se enfada saltan chispas. En “Señores y señoras” publica banalidades de todo tipo, con preferencia para las musicales y literarias; pero también encuentran sitio la crónica deportiva, la crítica gastronómica o el análisis de coches de alta gama. Un batiburrillo que se nutre de otros blogs, prensa especializada y muy poca chicha de fabricación propia. No es que lo diga yo, es que salta a la vista. En Facebook figura con un alias: Largo Galletero, lo que hace que su número de seguidores no se corresponda con su presencia en otras redes. Cuelga crónicas de eventos imaginarios y es, de largo, lo mejor de cuanto publica en internet. Su cuenta de Instagram está a nombre de Atanasio Rodríguez (su segundo apellido) y reúne instantáneas tomadas al vuelo en las calles de las ciudades q…

REBAJAS DE ENERO

Imagen
¡Cómo se echa de menos la cuesta de Enero! Desde que cada mes hay una cuesta que subir, Enero se ha vuelto un mes vulgar, si acaso más desorientado, en el que las rebajas añaden un poco de morbo a la escalada. Incluso la facilitan, porque con el reprise de los fastos navideños las gangas caen del los árboles, mientras hallamos a sus pies diversos tipos de canes sujetos con longanizas. Esto iba en plan irónico, queda explicado por el mismo precio. A las rebajas de Enero dedicó Sabina, que dedicó una canción a casi todo, un tema entrañable. Conviener recordarlo ahora que es un mes en horas bajas, ahora que es sólo un mes más, o el primer mes menos. Esto iba en plan trabalenguas. Los españoles somos muy de rebajas y mucho de rebajas. De toda la vida. Vemos una rebaja y nos echamos a ella ciegos de lujuria monetaria, ebrios de deseo material, enajenados de codicia adquisitiva. Somos de pedir descuento en toda compra y tesitura. Eso nos gusta más que beneficiarnos de un descuento ya anun…

TENACIDAD

Imagen
Estaba todo lleno de charcos, por fuera y por dentro de ella. En realidad era ella un puro charco por dentro, donde chapoteaba su reciente ruptura, la regla, el calendario de oposiciones y las pruebas para un cuarteto de cuerda. Se le mojó el pelo y la sombra de ojos hacía de su rostro un sudario que la emparentaba con el Joker. Lo sabía y le daba igual. Le daba igual la mojadura y el sursum corda. Es más, le gustaba avanzar contra la lluvia, contra la vida batiendo un temporal de diminutos y húmedos golpes. Mantenía la espalda erguida y el rostro alzado. Avanzaba con los labios apretados. Invierno a través. Hacia adelante.

CAMBIO DE AÑO

Imagen
"Una vez más hemos pasado página a otro año. Es algo que hacemos a medio camino entre la rutina y la expectación. Por una lado sabemos que no va a ocurrir nada distinto, que nos levantaremos el día primero del año siguiente igual que nos acostamos el último del anterior (con permiso de los politoxicómanos), pero nos gusta pensar que las cosas pueden cambiar sólo por hacerlo un dígito.(...)”

Artículo en Diario de Pontevedra

RAMIRO EN BABIA (2)

Imagen
Callado como un perro a la puerta de una carnicería, Ramiro merodeaba por los pasillos de la biblitoca pública sin otro propósito que ese: merodear. Le habían entrado las ganas allí mismo, tras leerse el marca, el as, el País, el Mundo y el Diario de Pontevedra. El Faro de Vigo lo tenía agarrado con ambas manos un jubilado que dormía a pierna suelta. De vez en cuando Ramiro se arrimaba a los estantes y pasaba la vista por los lomos de los libros, como si estuviese buscando un título o un autor. Pero en realidad no buscaba nada. Ni siquiera era socio: iba a la biblioteca a leer la prensa y resguardarse del frío. Lo poco que leía era por internet. En su mayoría eran blogs de gente a la que conocía. Por ejemplo, “Galpón das choivas”, de un compañero de instituto. Allí había leído el día de Reyes del 2013 una historia que le había llamado la atención. Su protagonista se llamaba como él, Ramiro, y también estaba parado. Pero la historia no tenía nada más que ver con él y, se dijo, además …

PALMOLIVE, BERTA E O QUE QUEDA DE MIN

Imagen
Antes de que chegase o pavo, Palmovile ceibou un suspiro máis, un suspiros dos mais de cento cincuenta suspiros que soltaría aquela noite para que vivisen libres dela, no ar dunha noite mais de fin de ano. Cando tiña trece dos vinte que ten agora, a súa amiga Su púxolle Palmolive por un anuncio da televisión. Dicía, Palmolive, que a rapaza do anuncio era cuspidiña a ela. Miña pobre. Miña irmá Palmolive é pequecha, morocha, de ollos cativeiros e romántica. Á súa maneira, pero romántica. Tío Carlos non lle quitaba ollo, amolado polo clic clic de miña irmá, experta whatsapeadora nas mesas familiares. Meu pai tamén rosmaba un pouco, pero nunca facía nada. Polo xeral era miña nai a que, nunha desas idas e voltas da cociña con algunha fonte nos brazos, soltáballe un berro que devolvía o aparello ao peto de Palmolive. Non había cousa no mundo que funcionara mellor cun berro de mamá mentres interpretaba o seu papel de escrava, a fronte suada e a voz ronca. Houbo unha rolda xeral de eloxios p…