Entradas

Mostrando entradas de mayo, 2016

DISFUNCIONES

Imagen
Cuando comencé con mis funciones, tengo que decirlo, no fue fácil. Eso de plantarme a las doce de la mañana de un sábado en una de las quince plazas de mi pueblo para anotar en una libreta el número de personas que ocupaban ese espacio público sin estar vestidas como es debido... es un trabajo arduo y, sobre todo, incomprendido. Es arduo porque implica mucha reflexión. Estamos habituados a que la rutina nos facilite las tareas o a realizar estas de cualquier manera, pero dedicar tiempo a pensar si la indumentaria se adecúa a la situación: ahí estamos hablando de otra cosa. En un mes obtuve unos datos concluyentes: el 75'20 por ciento de la población es capaz de congeniar el clima y el lugar con su vestimenta. Hay un 22' 80 por ciento que no y finalmente un 3 por ciento exacto de gente que no hay por donde cogerla. Igual ponen chubasquero y chanclas cuando llueve que deportivas y bufanda un día de primavera. Tengo estos datos y todo el trabajo de campo a buen recaudo hasta que…

LA LLAMADA (micro 2)

Imagen
Creyó oir su nombre y eso le aterró. Se quedó muy quieto, como si la inmovilidad le protegiese. Luego oyó un ruido lejano, como de tormenta, pero sabía que no era cierto, que la única tormenta estaba dentro de su cabeza. Sintió frío, pero no se movió. Y después de lo que pareció algo así como media hora, volvió a escuchar su nombre. Ahora estaba casi seguro. Temblaba por dentro. Por fuera, seguía quieto, acurrucado dentro de si mismo, sintiendo el hielo de aquellos instantes apretándole con fuerza. Cerró los ojos un segundo y pasó una hora perdido en una playa. Imaginó una playa y una mañana de sol y el peso de su cuerpo corriendo por la arena, hacia la orilla. Pero inmediatamente volvió a escuchar las sílabas de su nombre, esta vez pronunciadas con un ligero matiz de irritación. Entonces hizo lo que tenía que hacer. Se levantó y se fue caminando despacio hasta el encerado, a morir como un valiente.

LIBROS INTEMPORALES

Imagen
Los tres libros que vamos a reseñar están de moda pero su reciente aparición en los escaparates no debe nublar la vista del lector de largo recorrido: las tres son obras ejecutadas para perdurar, con un peso específico suficiente como para flotar en el caprichoso mar de las letras, que tantos textos acostumbra a tragar. Nos vemos en esta vida o en la otra, la novela que Jabois logró arrancarle a Gabriel Montoya, el menor (15 años) implicado en el 11-M es, sobre todo, un ejercicio de sinceridad: “él dice que no se arrepiente de lo que hizo, pero sí de lo que ocurrió, dice que si volviese atrás, con la misma edad, y en el mismo momento de su vida en el que estaba entonces, y supiese, aún encima, que esos explosivos eran para atentar, que no sabe lo que haría, pero que probablemente lo haría de la misma forma”. Una paradójica argumentación que refleja un fatalismo que Jabois no oculta; probablemente la idea que lo enganchó a la historia. Como debió engancharle este muchacho que nunca llo…

VIAJE SIN RETORNO (micro 1)

Imagen
Tras varios días de viaje, llegamos al planeta. Vimos ángeles calvos y princesas enanas, el cubo de Rubik con los caretos de los jugadores del Celta, la rosa de los vientos constipada, la puerta de Brandeburgo hecha helado de pistacho, la Almunia de doña Godina cercada de gaiteiros, el Minotauro con barba, Lucía en el cielo con rapantes, el monstruo de Guatemala, la chica de la curva vestida de ursulina, San Pedro de cuero, Breznev en pelotas, mi primo Lisardo haciendo encaje de bolillos, Nati Abascal meando en un cenicero... tropecé con Chano, que gritaba Renovarse o Morir, Renovarse o Morir y leí en sus ojos que iba de bajada. Al poco se me frenó la chaveta. Lucas, sentado, parecía dormir. Chano se calló. En cuclillas, agradecí con una oración haber salido idenme.
Nos largamos.Voví la cabeza y vi sonreir a Lucas. Tenía un ojo en medio de la frente.

COINCIDENCIAS

Imagen
Sentado en el rellano del cuarto, masticaba pipas que extraía de una bolsa en su bolsillo derecho y pelaba con exquisito cuidado. Con mayor atención aún, depositaba las cáscaras en el bolsillo izquierdo de su chaqueta. Un traje de mezclilla azul oscuro y la corbata negra aflojadada sobre una camisa blanca y arrugada le daban un aspecto, en conjunto, atrabiliario. En ese mismo instante, un chaval que podía ser su sobrino Eduardo, pero era en realidad un hijo de su vecino del sexto, estaba buscando esa palabra (atrabiliario) en google. Tras la consulta, la incluyó en un trabajo sobre la evolución de las leyes de extranjería en los últimos diez años en la UE. Tras alcanzar un punto y aparte, se levantó para cambiar el disco. Era un fan absoluto del vinilo, a lo que sin duda había contribuído la amplísima colección de discos que su padre había puesto a su disposición. Quitó “Appetite for destruction” del plato y encauzó la aguja sobre los surcos de “Loveless”.  A solo veinticinco metros …

PHIL COLLINS AGAIN

Imagen
"Sabía que esto ocurriría. Sabía que todo lo que tengo de atrabiliario y provocador haría que un día cualquiera saliese en defensa de un músico como Phil Collins.
Phil Collins es calvo y multimillonario ¿Qué significa exactamente multimillonario?, ¿a partir de cuántos millones lo eres? Bueno, casi otro tanto sucede con lo de ser calvo, pero no sigamos desbarrando. Aunque redactar un lo-que-sea para defender a una estrella maldita del pop y no desbarrar es algo imposible.(...)”
Artículo en PontevedraViva